.

Este libro me lo regaló Miguel Ángel Fernández. De poesía. Pero es mucho más. Se trata del testimonio de una persona que ha luchado y que en sus contradicciones ha experimentado ilusiones y la decepción. Sus padres son exiliados rusos que van a Bélgica, donde nace, 1890. Muere en México el año 1947, finalizada la II Guerra Mundial con la derrota del nazismo, pero con la implantación a nivel mundial de un equilibrio entre el capitalismo de EE.UU y el modelo comunista que capitanea Stalin. Para un anarquista tiene que ser tremendo este nudo de la Historia, que hoy continúa sin equilibrio alguno.

9788494535970Se entiende así la necesidad de expresar su lamento, de sacar todo aquello que siente sin encajar muy bien, en forma de poesía. La vida de Serge es una experiencia de revolución fallida, precisamente en el éxito, al menos en parte, de ver la posibilidad de establecer las bases de un mundo nuevo con las virtudes de la libertad y la justicia, que se verán truncadas por la realidad. Es por ello una obra para leer con respeto y atención por lo mucho que aporta, histórica y humanamente.

A pesar de sus ideales anarquistas viaja a Rusia dos años después del triunfo de la revolución bolchevique. En 1933 acaba deportado y expulsado del partido cuando constata lo que está pasando, en cuanto a ver una dictadura que contradecía toda esperanza de algo liberador. Es testigo de depuraciones de compañeros y de mucha militancia que dio su vida por la revolución. Dos años después es liberado y acabó huyendo a México al comienzo de la II Guerra Mundial. Ha dejado varias obras escritas en forma de novela y de ensayo, reflexionando sobre su vida.

Este libro es de poesía. Lo edita el año 1938, escritos en Rusia tras haber pasado dos años de deportación. Pienso que como libro y documento histórico es muy interesante. Desde el punto de vista literario no. Tiene fogonazos muy intuitivos, pero son una excepción. Esto me lleva a plantear que cuando se critica una obra no se refiere a lo que siente el autor, a lo que le hace escribir, sino al cómo la realiza, la manera en que se convierte en lectura. No pocos son quienes se ofenden y para justificar la forma de su obra aluden al valor de lo que sienten, lo cual nada tiene que ver. Son dos planos diferentes.

La poesía de Serge es muy descriptiva, casi prosa escrita en vertical, repleta de explicaciones. Lo que cuenta es poético como experiencia vital, que permite comprender aspectos de la revolución de 1917, pero no es suficiente para aportar grandeza literaria. Escrita con todo derecho y cumpliendo la función que tiene, entre otras, el hecho mismo de escribir. Pero es que no todo lo que se plasma en letras ha de ser una obra de arte. La lectura del libro tiene un gran encanto.

En “memorias de un revolucionario” escribe de la pasión poética como algo que sustituye las oraciones, le eleva y le permite comprenderse mejor, hacer visible sensaciones interiores. Vive el fracaso de la revolución europea y la degeneración paulatina del régimen soviético. ha dedicado su vida a defender un ideal y acaba decepcionado: “La revolución triunfante se devora a sí misma”; “Muchos que fueron comunistas desde el primer momento, no guardan otro sentimiento que el rencor”.

La huella escrita que deja nos permite verlo, aprender, marcar distansergecias para no idealizar ni las ideas ni la realidad. De ahí uno de los intereses de este libro de desencanto, fundamentalmente. Fue perseguido, condenado. Pero sus relaciones con amigos de la resistencia le permite editar, lo que va a ser una manera de supervivencia económica.

En ocasiones incurre en citar nombres, lugares, una lista de los mismos que a él le dicen mucho, tales nominaciones llevan para él mucha emoción, pero no para el lector, y de esta manera no la trasmite. Una parte de sus poemas es contar, sin trasmitir sentimiento sino el del hecho en sí. “… en la frontera de Europa, yo que me siento un hombre / desgarrado de Euroasia”.

Ni la ideología ni la experiencia es poesía en si mismas, lo cual no quita de que sean vivencias en gran medida poéticas. esto forma parte de un debate actual en el que se describen o indefinen las palabras y todo es todo, la poesía puede ser prosa y viceversa, depende de la voluntad del autor y hasta del lector. Este libro puede ser un buen ejemplo para analizar lo que no es poesía por más que se vista de ella. La forma poética exige más para ser poesía.

Le inspira la realidad, la suya y la que ve, con definiciones impactantes, pero descontextualizadas de lo literario, por más que sea algo tremendamente poético. Sobre una anciana describe y con una dulzura de poesía dice “Y sus manos / trabajan, trabajan, trabajan / desde toda la eternidad”. He aquí una intuición poética. Por contra el deseo de coger los senos de una joven en sus manos, dicho tal cual no aporta el ritmo, la imagen, ni trasmiten la sensación de deseo. Lo dice.

Hay algo que pretende de manera consciente, que es dejar huella de lo que vive, para perpetuarlo: “Todo se habría perdido por completo, pobres gentes, si / no existieran los buenos escritores”. A veces un texto inventado trasmite más que otro que narre lo vivido o que sea reflejado en un verso, si éste carece de fuerza. “Las mujeres kurdas vestidas de rojo, el borrico caminando / por la callejuela de Maidân”.

En algunos versos se trasluce la visión del autor que compara lo que está serge_rirettehaciendo con aquello que la Inquisición también que torturó, mató… por amor. tal es su inquietud, su zozobra que le lleva al recuerdo del ser, de aquello a lo que él fue, de todo lo que él creyó sería el triunfo de su ideal: “No hemos sido nunca lo que somos… nada de lo que hemos visto es verdad”: “Es preciso que no hayamos existido”. La negación de su ser adquiere tintes poéticos, cuando se siente derrumbado, cuando se ve en el horror; “triste revolución, nuestra madre, nuestro hijo, nuestra carne” y “Si tú te traicionas a ti mismo, ¿qué podemos nosotros sino traicionar contigo?” tal visión de lo que hace le hará plantearse las consecuencias de lo que logra y rechazarlo: “Estamos ensangrentados, envilecidos”. es la guerra, es la revolución; pero ¡tiene qué ser asó? tal es su dilema. Puede servir de lección permanente. “¿Dónde está la tesis, la antítesis / dónde el amor, divina síntesis?” “Mi cheque se paga en la Checa”.

Y la locura de fondo la amenaza y la que vive de cerca a través de su primera esposa y madre de su hijo. : “Siento volverme loco, mi tratado de psiquiatría no me enseña nada de eso”. ¿O es el enemigo el que está loco? Así lo plantea de manera retórica, porque lo estarán todos: “enemigo de ti mismo”; “tu odio es tu pena”; “demencial tormenta”. “Los locos sobrepasan las comunes razones”. Y señala a Freud.

Es en la parte más introspectiva de donde brota más la poesía como tal: “El tiempo no es tan pesado como una máscara devastada”: la derrota se nutre de ella misma, parece afirmar. ¿Se repite la historia materialista?. está desconcertado y le hace replantearse sus propias premisas que con la poesía hace aflorar, porque no entiende y trata de aclarar un sentimiento, no tanto la idea inexistente en el día a día. “Seamos duros, tan duros como nuestras cadenas”.

fot_721_grRememora la guitarra como instrumento popular, allá en Ucrania. Hace un reflexión a partir de la costumbre tártara de poner una piedra sin nombre en las tumbas, frente a los caros fastos mortuorios y ornamentales de la burguesía. Pero toda reflexión queda arrastrada por la praxis. El Poder tiene sus exigencias de violencia. Pero son ésta ¿hubiera sido posible cualquier trasformación social?

Quizás lo más poético sea el título, porque es la metáfora que envuelve todo lo que ha escrito: “Una hoguera en el desierto”.

Sea en su memoria.
.

Si quieres ejercer el mecenazgo con mi labor, de una manera sencilla, gracias:

paypalpatreon boton_

.
.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s