.

Aparte de la obra poética que comentamos, el libro tiene su aquél. Lo comenta Lourdes, la hija de la autora. En una entrevista en una revista de papel, casi una publicación de juguete, Felisa dijo que le haría mucha ilusión que sus poemas, los de toda una vida, aparecieran en un libro. Publica en dicha revista, “El búho desenfrenado”, asiduamente, porque quiere comunicar lo que ha escrito. Y esta es una de las funciones de la literatura.

Portada Vivencias¿Por qué ella y personas que escriben desde el anonimato no pueden tener esa oportunidad? Algo de agradecer a la editorial LapizCero, con Xavier de Tusalle. Que ya ha sacado a la luz tres antologías del Ágora de la Poesía en la que han editado 97 poetas, 89 que nunca antes hubieron vista su obra impresa. A raíz de ello de éstos han publicado 26 de las personas, incluyendo a Felisa con este su primer libro.

Una característica de esta persona, de esta poeta, es que recita de memoria sus poesías, por largas que sean. Y no se cansa. Lo hace en el Ágora de la Poesía y otros eventos en los que participa durante el “micro abierto”. Es una entusiasta que no se pierde ni un acontecimiento cultural. Es lo que hace que digamos que ¡Felisa es la hostia!

Quedan muchos más poemas por descubrir, pero la obra que presenta va más allá del costumbrismo, incluso de su persona, partiendo de sí misma, su experiencia trasmite un sentimiento y escenas emotivas que bien pueden identificar a quien se ha ido de su lugar de origen, de su mundo, para buscarse la vida y trabajar, lejos de sus seres queridos, con el fin de ganarse la vida.

Los anhelos, sentimientos, la añoranza son sentimientos comunes que ella retrata, con sencillez y de manera directa. Lo cual trasmite emociones que contagia con su palabra. No busquemos florituras ni esencias ni de “misticismo aplicado”, como pretende Robert Musil. Felisa escribe lo que siente y lo hace a su manera, tal es su valor poético. Por eso es poeta pero estamos tan acostumbrados a que sea definido “ser escritor” sobre la base de encumbramientos y halagos falaces, pero rimbombantes, que incluso ella misma no se ve como poeta, ni cree serlo, pero lo quiere ser:

Poeta yo no he nacido
por eso mucho sufro,
sufriré y he sufrido.
Pero os confieso y os digo
que la fe y la esperanza
no he perdido.
Y poeta, aunque sea de céntimo
de euro o de peseta,
me gustaría morir yo,
poeta.

La necesidad de escribir viene, pienso, entre otros motivos de querer hacer que los demás comprendan que quien escribe y cuenta, o expresa, es sobre todo su historia, porque es lo que le ha hecho, ser y es su existencia eso que ha vivido.

Como dinero no había,
lo tuvieron que buscar.
las deudas se hacían grandes
y yo decidí emigrar.

Felisa
Recitando en el Ágora de la Poesía

Aparece la distancia. De la que no nos damos cuenta cuando vemos llegar de países lejanos pateras con seres humanos que buscan un mundo en el que poder vivir, se convierten en noticia, en número, en blanco de quienes anatemizan lo diferente, a lo de fuera, al extranjero. Son personas, que sienten, que aman su tierra, su mundo, del que se han de ir, ausentar y dejarlo todo para lograr conquistar un poquito de medios suficientes para poder vivir. Pienso que hace un homenaje en su relato poético a las personas que huyen de la pobreza de sus países, los que van en busca de un futuro posible para ellos y sus descendientes.

Prefiero morir
en un asilo en mi patria
antes que en un palacio
en un extraño país.
*
Cantáis con gran libertad
en el país que os instaláis.
Sin que nadie os ponga pegas
ni obstáculos, ni barreras.

Cartel Presentación León
Cartel de la presentación del libro en el Conservatorio de Música de León. (Realizado por Chema Marchena)

Es su mirada, no cabe duda, pero es un mirador con sus palabras, desde las cuales el lector podrá ver y atisbar el mundo desde ese punto de vista. Y nos llama a no idealizar, pues las dificultades vividas han sido muchas. Cuando se resuelven vienen problemas de salud Esto no lo cuenta, pero me parece importante hacerlo saber para que se lea en cada verso la ilusión de quien escribe y recita. Es ella misma, pero nos hace partícipes de una sensación común.

Muchos no tendremos suerte,
algunos nos va fatal,
trabajamos como burros
y nos lo pagan muy mal.

¿Alguna observación crítica? Diría que se conforma con su lenguaje común, el que ella usa y tiene. Con eso basta… No lo sé. Entiendo que la literatura debe esculpir la palabra, inventarla, más cuando se escribe. Felisa traslada lo que piensa con la palabra dicha, hablada a la escritura. Nos lleva a trasladarnos a esas sus circunstancias, que denuncia, que describe, que cuenta. Lo hace desde su sentimiento, que desea, que ve que no llegan cuando la distancia es demasiada, como la de la persona a la que ama y con quien ha compartido todo una vida.

Vivo por ti,
vivo por verte,
vivo con ansias
de pronto verte.

Su sentido de mujer de la época, que evoluciona con los años, hace que vea y sienta y perciba el mundo desde su rincón trasmitiendo sensibilidad. Podemos decir que ha sufrido para no sufrir. Por ello comunica esperanza y terruño, el suyo ejerciendo de maña aragonesa.

En silencio,
sin quejarme,
sin lamento…

Recitando ÁgoraPor eso son vivencias, porque han dejado una huella en sí misma y será existencia cuando imprima su experiencia en quienes leamos sus palabras, ser testigos de su poesía y entender que todas esas personas que vienen a nuestro país, o las que se van del suyo, o las que del nuestro buscan un horizonte fuera de sus fronteras son potenciales poetas. Al leer lo que ha escrito seremos testigos del nacimiento de una escritora, hacedora de poesía, que saca sus letras de carpetas guardadas en carpetas, salen de un cajón o un estante para darse al mundo. El libro es la puerta para esta aventura, este reto que cada cual podrá tener en sus manos y valorar.

Mis cartas,
ya no son cartas.
Son una fotografía,
que todas dicen lo mismo,
son una monotonía.

A Felisa: Gracias, por salir a la intemperie y regalar sus versos, muy personales, sí, pero al mismo tiempo pertenecen y se diluyen en el universo humano. Que nadie busque excelencias ni cantos celestiales, porque va a encontrar sencillez y amor a la vida. Por eso es capaz de hacer comprender mejor a los demás, especialmente a quienes no lo han tenido fácil.

.

Felisa foto esta prefiere

.

Anuncios

Un comentario en ““Vivencias de una emigrante” de Felisa Fuertes

  1. Mi agoreña mayor, estoy muy feliz en tu felicidad, al ver hecho realidad uno de tus más grandes sueños. Allí estaremos, arropando tu momento y acompañando tus vivencias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s